Teatro Foro

Reportaje que introduce al Teatro Foro desde el Teatro de la Escucha. Con un ejemplo sobre la injusticia de los abusos en las hipotecas por parte de bancos y cajas en España. Es uno de los muchos temas que han sido abordados a lo largo de estos años en el Teatro de la Escucha, introduciendo la violencia estructural, que no estaba presente en la época en la que A. Boal lo desarrollo y aplicó.

El teatro foro consiste en representar en una puesta escénica, un conflicto real de interés general para los asistentes. Siempre hay un OPRESOR y un OPRIMIDO. El público tiene la posibilidad de modificar el desenlace con su propia intervención. Lo importante no es descubrir el resultado, sino despertar una actitud tanto en el público como los actores, que nos permita buscar soluciones activamente a los problemas de la vida. Representamos la realidad para poder juzgarla y capacitarnos para transformarla. El teatro foro da la posibilidad de pensar con las manos, nos prepara para la acción. Pone en crisis tu mentalidad. Eleva tu capacidad crítica.

El objetivo de un teatro foro es confrontar al público con su propia actitud personal frente al problema planteado, de tal forma que acabe modificando su actitud. (Que el público salga tomando conciencia de su posición respecto al tema tratado.) Este objetivo, se da en una primera fase de desarrollo. Cuando el grupo de actores y el público convocado vuelve a juntarse de nuevo para seguir profundizando en el tema, nos encontramos con el inicio de una segunda fase, cuyo objetivo pasaría a ser la cosmovisión; crear en ese grupo humano una cosmovisión respecto al problema planteado. Se facilita así el surgimiento de una tercera fase, encaminada a que los implicados asuman un compromiso en la acción transformadora de la realidad.